Dajana (13)

«Los sentidos«

Y el tiempo, guardián de silencios mal entendidos…, dejaba que Dajana se quedase mirando a través de los agrietados y sucios cristales, entre los agujeros de las paredes. En cuanto podía, salía a la calle corriendo rapidito y sigilosamente. Se deslizaban por esas calles ultrajadas y tétricas. Por entonces ya había transcurrido un tiempo, y, el desgaste de los acontecimientos hizo que se desvelase el aspecto del envejecimiento. La tristeza, soledad, ruido, el tiempo habían dejado plasmada su huella y Rol junto con ella, lucían ya, un pelo canoso y con ojeras.

Fué como si el tiempo se multiplicase por tres. Dajana se paró delante de un espejo dándose cuenta de   que tal letargo acabó acelerando la vejez.

De vez en cuando el aire soplaba de frente, avivando el enfoque de su mirada y el sentido de su olfato se preparó para discernir la carne putrefacta y quemada. Sus oídos se acostumbraron a los lejanos gritos que se perdían entre los vientos, para morir agotados y   con afonía.

Imagen personal de portada. Música- Love or lust- de Quincas Moreira.

Movoartess: P&c

A %d blogueros les gusta esto: