Dajana (15)


«Dajana, Dios nos acompaña»

Imagen personal de portada. Música del vídeo- » love or lust» de quincas Moreira.

«El susurro de la nana»

Y sin más, él tiempo, al que le sobran ideas, paró dando paso al mayor silencio acordado; un silencio tétrico que ya olía a cuento viejo.

Dajana sobrevivió para terminar escuchando al silencio en la oscuridad sin hacerse preguntas. Como en un sueño aletargado, resonó en sus oídos una canción popular que despertó su curiosidad.

Sintió deseos de correr por las escaleras y de dos en dos las subió. Una vez hubo llegado a la primera estancia, apreció por primera vez aquel aire viciado que llevaba respirando durante todos los tiempos en retroceso.

Corrió las cortinas de la cocina de lado a lado mirando solo al frente. Así permaneció un buen rato para poder mirar a sus piernas y pedirles casi permiso para acercarse hasta la puerta principal. Dajana abrió su puerta de par en par…, sin miedos.

-Sí. Mi nombre aún me acompaña- Se decía, saliendo de su boca, un susurro de nana.

Novoartess. P&c

A %d blogueros les gusta esto: