Bla, bla, bla …

Así como las mentiras tienen las patas cortas, las verdades ponen a cada cual en su sitio y no dejan regresar a un pasado que, sin duda, fue bello, existió, terminó. No quiero más mentiras; no, medias verdades, nó, a un “no retorno”. Cuidate de lo que haces y, cuidate de, a quién se lo haces ya que el próximo eres, tú.

Fotogramas.

"Subí una escalera de peldaños invisibles. Cuando me di cuenta, ya mi fuerza desapareció. Desperté descubriendo que, esa escalera nunca existió".

Con la comida no se juega.

¡Qué bien cocina el cocinero en casa de buen sombrero! Unos comen oro, otros comen hambre, otros comen calor y otros mucho frío. ¿Tú que comes, mi vida? ¿Pelotas y gallineros en soufflé?