“El descansillo de la casa azúl”

“El descansillo de la casa azul”. Solo era un descansillo azul, donde… Reposaba, mi cuerpo y mi mente. El aire sabía a pintura, mientras que los pensamientos del otoño, se me deshacían en miniaturas. La brisa se llevaba, lentamente, los pétalos de las flores; depositándolos detrás del manzano que lloraba, por su lado sombrío. Las …