Una tonta tarde…

Por dentro parecen no tener tripas.

“Una tonta tarde”

La falta de interés por parte de las autoridades competentes en materia de medio ambiente a nivel mundial es de un falso cinismo y absoluto despropósito. Lamento mucho la forma en que nos están tratando. Lamento todas las noticias falsas y los engaños. Yo soy culpable de mis actos, pero, también soy merecedora de elogios por lo que hago. Esas pequeñas cosas que no se ven. Esos actos que no se recuentan, esas pequeñeces que hacen tanto y que nadie tiene en cuenta. Sin embargo, te imponen. Sin embargo, eres el culpable. Eres ese que ensucia.

Eres ese que tira todo a la mar, eres ese que deja todo por los montes. Eres el que no te mueves en transporte público. Eres el que contamina el medio ambiente con tantos coches. Eres el que manda la chatarra al espacio, el que tira misiles y causa las hambres, las sequias, las inundaciones o muertes. Eres quien destroza las cosechas, el que quema los bosques, quien aprieta el botón para el despegue de esa lanzadera espacial. El que llena el espacio de chatarra. Eres el que no repuebla con árboles, y, si lo haces…, llegan y te ponen una multa. Eres el que derrocha agua. Eres el que gasta y gasta sin medida comprando objetos que no sirven para nada. Eres de esos que llenan sus estanterías para satisfacer sus vacíos queriendo estar a la altura de quienes tienen más, por lo menos por fuera, porque por dentro parecen no tener tripas.  Sí, a esos que le sobra de todo, esos que se aburren como ostras.

Ningún movimiento en este tablero de ajedrez. En estos juegos de trileros, este mundo en el que, sin remedio vivimos, llenos de imposiciones y mentiras donde los que deben de dar ejemplo hacen todo lo contrario. ¡Aún peor! , no mueven un solo dedo.

Novoartess P&c

%d bloggers like this: