Sobran palabras.

El comportamiento del “SER…”

"No hay más sordo que el que no quiere oír, ni más ciego que el que no quiere ver". "A río revuelto...ganancia de pescadores". Si no te gustan estos refranes, inventate unos nuevos.